Vida Minimalista Para Personas Inteligentes

5 Minuto(s) De Inspiradora Lectura

Frases De Éxito (Menos Es Más)

Tras haber leído mucho sobre cómo llevar una vida minimalista cada día me convence más esta forma (inusual) de ver la vida.

Inusual porque, si miras a derecha y a izquierda, el 80% de la gente que te rodea no sigue una vida minimalista.

Están “obsesionados” con vivir deprisa y comprarse “juguetes”.

Por ejemplo: el último televisor, los videojuegos o la ropa de última moda.

Y todo ello porque i) o bien LES ATERRA lo que piensen los demás; o ii) quieren EVADIRSE de una vida mísera y rutinaria.

Por suerte hay una forma más inteligente de vivir la vida.

Una forma de vivir IGNORANDO lo que los demás piensen de ti.

Tu conciencia es lo que debe importarte.

Una forma INFALIBLE de mejorar una vida mísera y rutinaria.

Recuerda: Una cosa es leerlo aquí y otra MUY DIFERENTE es que lo apliques en tu día a día.

Es tu decisión PERSONAL (y sólo tuya).

Pero, ¿cómo me hago minimalista sin volverme budista ni “un tipo raro“?

Es muy fácil (si lo piensas).

Algunas ideas MUY INTERESANTES que personalmente o estoy aplicando o planeo aplicar en el corto plazo son:

  1. Eliminar de tu vida todo lo innecesario: Se trata de preguntarte “¿he utilizado esto en el último año?“, si hablas de cosas materiales (por ejemplo, la ropa. Utiliza la regla “uno entra uno sale“, es decir, si compras algo retiras/regalas algo); o “¿mejorará mi salud?“, si hablas de alimentos o ejercitar tu cuerpo; o “¿me ha aportado al menos un 80% de positividad en el último año?“, si hablas de personas. Es así de simple y es como yo mismo estoy enfocando mi vida. Si no te ayuda a mejorar tu vida: E-LI-MI-NA-LO. Créeme, teniendo un método CLARO para eliminar de tu vida lo innecesario tu mente descansará y, poco a poco, serás más feliz.
  2. Compra MENOS pero de calidad: Aquí entra el concepto de “coste de uso” de las cosas (= precio / número de usos). Si compras cosas de calidad te durarán más y no tendrás que perder tu tiempo en ir a comprar otro nuevo. Ahorras en tiempo (tu bien más preciado) y el coste por uso de lo que compras seguramente sea menor (porque lo que compras dura más. Lo usarás más veces).
  3. Simplifica gracias a la tecnología: En vez de guardar “papeles”, escanealos y súbelos a una nube (por ejemplo, Google Drive). En vez de comprar libros de papel, cómpralos en formato digital. Elimina TODAS (sí, todas) las notificaciones de tu smartphone (y cuando digo todas me refiero ESPECIALMENTE a: emails, whatsapps y redes sociales). Pon en modo avión tu smartphone cuando quedes con familia/amigos para ofrecerles el 100% de tu atención (no hay nada más patético que ver mesas en terrazas donde todos están con el móvil y nadie habla). Verás qué paz mental adquieres cuando puedes centrarte al 100% en el momento presente.
  4. Disminuye el consumo de información que no te aporta NADA: Deja de ver las noticias y leer los periódicos. Por lo general, son “sesgados, sensacionalistas y morbosos“. Si te fijas, tienden a publicar noticias “morbosas” y de “desgracia” porque “es lo que vende” (palabras textuales de una persona que trabaja en televisión cuando mi padre le propuso publicar información sobre higiene bucal). Por tanto, consume sólo información que sea relevante para lograr tu propósito en la vida y lograr las metas que te propongas. ¿El resto? IGNÓRALO. No pasa nada. Bueno, sí pasa. Pasa que dejas de girar en la rueda del pesimismo y las “noticias morbosas que venden“. Pasa que tu mundo se llena de OPORTUNIDADES de ver el lado positivo de la vida.
  5. Organiza bien tu tiempo: Utiliza un gestor de tareas en tu smartphone y diseña el método que mejor te funcione para gestionar las tareas que, si las completas, te llevarán a lograr las metas que te propones. Investiga el método “Getting Things Done (GTD)”. Es, hoy por hoy, el que más me ha impactado y el que personalmente uso.
  6. En resumen: Si quieres comenzar una vida minimalista identifica lo que es importante para ti e IGNORA el resto.

Finalmente quiero dejarte con una reflexión personal sobre lo que PARA MÍ significa perseguir un estilo de vida minimalista:

  • Hazte minimalista a nivel material: Esto significa que seas feliz con pocas cosas materiales. Eso sí, me refiero a cosas BUENAS. Evita las compras compulsivas y mira cada gasto como el coste de oportunidad de AUMENTAR tu patrimonio. Por ejemplo, en vez de comprar ese pantalón que no te hace falta por 100€ podrías invertir esos 100€.
  • Hazte consumista compulsivo a nivel mental: Esto significa que dediques más recursos (tiempo y dinero) a adquirir conocimientos que te ayuden a lograr tus metas. “Devora” libros, escucha buenos audios, haz cursos online, asiste a charlas formativas, sal de tu zona de confort y, SOBRE TODO, aplica en tu propia vida todo lo que aprendas. Todo esto es una gran inversión porque cuesta poco dinero, algo de tiempo y te dará MAYOR RENTABILIDAD que cualquier otra inversión que puedas imaginar.

¿Tienes alguna otra idea o experiencia en el camino hacia una vida minimalista?

Un fuerte abrazo,
Pablo García-Lorente

PD: Si te ha gustado esta reflexión sobre cómo vivir una vida minimalista por favor COMPARTE AHORA.

¡Gracias por tu visita! El propósito de Pablo es SOLUCIONAR PROBLEMAS IMPORTANTES a la mayor cantidad de gente posible OFRECIENDO la mejor información disponible con exigencia, optimismo, sencillez e integridad A CAMBIO DE crear su legado personal y ser feliz.

Esta web usa cookies para que navegues "cual lobo de mar". Más Información.

ACEPTAR
Aviso de cookies