Abraza El Trabajo Duro y Da Siempre Más De Lo Que Recibes

6 Minuto(s) De Inspiradora Lectura

Trabajo DuroToda la literatura histórica que habla de la prosperidad económica expone LOS BENEFICIOS del trabajo duro.

¿Y por qué parece que algunas personas hoy en día sienten que el “trabajo duro” es una palabra mal vista?

Yo defino el “trabajo duro” como el trabajo que es un reto.

Y desde luego es un requisito para lograr prosperidad económica.

Tenemos lo que merecemos, ni más ni menos.

El problema surge cuando la gente piensa que el trabajo retador es doloroso.

¿Tiene que ser realmente doloroso el trabajo que es un reto para ti?

No, por supuesto que no.

De hecho, una clave de la prosperidad económica es QUE APRENDAS a disfrutar de los retos.

Y a disfrutar trabajando duro en ellos.

¿Por qué retos?

Porque los retos, cuando los eliges de manera inteligente, te recompensan económicamente.

Este tipo de trabajo es el que la gente CON MENOS CARÁCTER evitará.

Si tú evitas retos, evitas hacer lo que necesitas para prosperar.

Recuerda que para mantener tus músculos fuertes o tu mente ágil, necesitas RETARLOS regularmente.

Hacer sólo aquello que es fácil te llevará a flojera física y mental.

A resultados MUY MEDIOCRES.

Y sobre todo a dedicar MUCHO TIEMPO a justificar tu flojera.

En vez de subir un escalón y aceptar retos reales.

Abordar retos CONSTRUYE CARÁCTER, igual que levantar pesas construye músculo.

Evitar los retos es evitar el desarrollo de tu carácter.

Ahora, te entiendo, y es natural que intentemos EVITAR lo que es doloroso.

Y si vemos que los retos son puramente dolorosos, seguramente los evitaremos.

Pero Haciendo Eso Estamos Evitando Desarrollar Nuestro Carácter

Entonces debemos ENAMORARNOS de los retos en vez de temerlos.

Igual que un levantador de pesas puede aprender a enamorarse de hacer “una repetición más”.

Esa repetición que crea varias fibras más de músculo permitiéndole ser más fuerte.

Si evitas el dolor te pierdes el crecimiento.

Esto es verdad para construir músculo y para construir carácter.

Y el carácter es lo que te separará de la gente.

Te hará SER TU MISMO.

Toma tus propias decisiones al margen de lo que haga la gente.

Hay una manera alternativa de mirar la vida siendo TÚ la fuerza que conduce tu destino.

En esa manera de ver la vida eres tú quien controla a la gente.

Te vuelves un líder.

Es una forma más retadora y también mucho más valiosa de vivir la vida y prosperar.

No te limitas a esas experiencias que sólo se obtienen pasivamente o sin ningún dolor.

Ahora bien, puedes tener una vida mucho más INTENSA y MEMORABLE si estás dispuesto a aceptar retos cada vez más grandes.

Si sólo me dejase llevar por lo que hace la mayoría de la gente nunca habría hecho MILES DE COSAS de las que me enorgullezco.

Trabajar duro es algo que buscas porque te llevará a crecer enormemente.

Y en algún momento desarrollarás la madurez y la responsabilidad para entender que “la gente” en general no persigue la prosperidad económica.

Simplemente se dejan llevar por la vida.

Van a la deriva financiera.

Y esa prosperidad económica sólo la puedes perseguir TÚ POR TU CUENTA cuando te sales de la multitud.

Cuando te alejes del rebaño.

De los que siendo analfabetos financieros ELIGEN seguir siéndolo.

Eligen no leer los libros ni cambiar su actitud.

Si Evitas El Trabajo Duro Nunca Prosperarás Económicamente

Tristemente tendrás que conformarte con lo que “la gente” en general obtiene, que es la mediocridad.

Básicamente habrás pasado por aquí sin pena ni gloria.

El mundo sería básicamente el mismo que habría sido si tú no hubieras existido.

Si quieres lograr prosperar económicamente tienes que aprender a enamorarte del trabajo duro.

El trabajo duro es lo que hace la diferencia.

Es lo que separa a los niños de los adultos.

Puedes seguir viviendo como un niño y desesperadamente rezar para que tu vida sea fácil.

Entonces no prosperarás, te quedarás estancado.

Ahora, si decides prosperar, ¿qué te mueve a abrazar el trabajo duro?

Tu Propósito En La Vida

Cuando vives una vida siguiendo un fuerte propósito, el trabajo duro NO ES UNA OPCIÓN.

Es una necesidad.

Si tu vida no tiene un propósito real, puedes evitar el trabajo duro, y no importará porque DECIDISTE que tu vida no importa de todos modos.

Así que qué importa si trabajas duro o tomas el camino fácil.

Sin embargo, si has elegido un propósito de vida SIGNIFICATIVO, requerirá de mucho trabajo duro que lo consigas.

Cualquier propósito que merezca la pena lo requiere.

Tienes que admitirte a ti mismo que el único camino para que logres tu propósito será abrazando el TRABAJO DURO.

Y es así como TE ELEVAS por encima de tus miedos y de tu ego.

Por encima del “inmaduro” que piensa que trabajar duro es algo a evitar.

Cuando te mueve un propósito MÁS GRANDE que tú mismo, abrazas el trabajo duro como una necesidad.

Ese “inmaduro” es reemplazado por un adulto maduro que asume la responsabilidad de hacer el trabajo.

Sabiendo que sin un compromiso del 100% y mucho pero que mucho trabajo duro NO PUEDES PROSPERAR.

El Deseo De Prosperar Siempre FUNDE a La Adversidad

Enseñame a alguien que evita el trabajo duro, y te enseñaré a alguien que no ha encontrado su propósito de vida todavía.

Porque alguien que conoce su propósito amará el trabajo duro.

Pagará el precio.

Si todavía no conoces tu propósito, entonces en el mundo de los seres humanos todavía NO IMPORTAS.

Sólo eres uno más del “montón de gente” que anda por la calle sin rumbo interior.

Y en tu interior esto ya lo sabías, ¿no estás de acuerdo?

Si quieres marcar la diferencia en el mundo el trabajo duro ES EL PRECIO.

No hay atajos.

Propósito y trabajo duro van de la mano.

El propósito es el POR QUÉ, el trabajo duro es el CÓMO.

Tu propósito transforma el dolor en fortaleza poco a poco.

Y en un momento dado no notarás el dolor tanto como disfrutas la fortaleza que has construido.

De nuevo, todo empieza con un propósito.

Crea un propósito para tu vida y vívelo cada día.

Y muchos de los otros hábitos necesarios para prosperar económicamente aparecerán AUTOMÁTICAMENTE.

Descubre el POR QUÉ. ¿Por qué estás aquí?

¿Por qué tu vida importa?

Ésa es la gran pregunta que debes contestar para PROSPERAR.

¿Sabrás responderla ANTES de dejar este mundo?

Un fuerte abrazo,
Pablo García-Lorente

PD: Si te ha inspirado esta reflexión sobre el trabajo duro COMPARTE AHORA.

¡Gracias por tu visita! El propósito de Pablo es SOLUCIONAR PROBLEMAS IMPORTANTES a la mayor cantidad de gente posible OFRECIENDO la mejor información disponible con exigencia, optimismo, sencillez e integridad A CAMBIO DE crear su legado personal y ser feliz.

Esta web usa cookies para que navegues "cual lobo de mar". Más Información.

ACEPTAR
Aviso de cookies